la dieresis editorial
fb twitter blog

La Pulga, de John Donne


Traducción de: Gerardo Deniz y José Luis Rivas



Sobre el libro:


La historia de este libro es particularmente preciada para nosotros. Hace algunos meses, nuestra querida María de Guerra nos contó que el maestro Gerardo Deniz (a quien ella visitaba entonces con cierta frecuencia) le había comentado cuánto le gustaría ver publicada en libro una traducción que, hacia el principio de la década del 70, había hecho del poema "The Flea", de John Donne. De la traducción, si bien había aparecido en ese tiempo en La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, no conservaba copia alguna.

           

María, entusiasmada por la idea, le platicó al maestro acerca de La Dïéresis, y le dijo que, según creía, el tipo de libros que hacemos se prestaba para una edición del bichito donnesco, sin necesidad de romperse la cabeza para rellenar las páginas necesarias para imprimir un volumen más tradicional. Él, contagiado por el entusiasmo de María, enriqueció todavía más la propuesta: según él recordaba, José Luis Rivas tenía otra espléndida versión del poema, ¿por qué no ofrecerle al lector ambas versiones, a la par del original en inglés? Además, sugirió entonces, valdría la pena incluir un soneto de Tomé de Burguillos sobre el mismo tema, a manera de cereza en el pastel. El volumen estaba completo.

           

En el momento en el que María nos contactó para decirnos todo esto que se estaba fraguando, nosotros nos pusimos a dar saltos de felicidad por la belleza del proyecto. Y también, por supuesto, se puso nuestra cabeza a trabajar. Éste es el resultado de ese trabajo.

           

Hoy, queremos agradecerle de nuevo a María por pensar en nosotros al momento de sugerirle al maestro Deniz una vía para editar su traducción, y por haber sido el vínculo entre él y nosotros. Toda nuestra gratitud, también, para él mismo, por toda su generosidad, así como para el maestro José Luis Rivas, pues, apenas lo contactamos para platicarle nuestras intenciones, no tuvo para nosotros sino la mejor de las disposiciones. Gracias, asimismo, a Ana Bellido y a su maravilloso talento, que nos ofrecieron el complemento perfecto para ilustrar esta edición, así como a Tomás Granados Salinas, quien nos facilitó una reproducción del número de La Gaceta en el que esta pulga, en la versión deniciana, brincó por primera vez.


Fragmento:


“Mira esta pulga, pues, y así discurre

cuán poca es la merced que tanto niegas;

a mí picó primero, ahora te bebe;

nuestras sangres en ella van mezcladas

sin que nadie descubra ni pecado

ni vergüenza, ni doncellez perdida(…)”



* ¿Te interesa este libro? Contáctanos